CRI, un centro para la enseñanza e investigación interdisciplinares

Tras un mes de estancia en el Centre de Recherches Interdisciplinaires (CRI; @CRI_FdV_AIV)  es el momento apropiado para dar un visión global de esta institución, de reciente creación y en evolución continua.

El Centro

El Centro fundado en 2005 constituye un espacio de encuentro entre las ciencias de la vida y las ciencias exactas, naturales, cognitivas y sociales. Su sede se encuentra próxima a los Jardines de Luxemburgo en la Facultad de Medicina situada en Cochin Port-Royal. Ocupan parte de la segunda planta del edificio, donde cuentan con unas salas para seminarios y reuniones, espacio de oficinas para investigadores del Centro y visitantes, un laboratorio, una pequeña biblioteca y una cocina/sala de convivencia que funciona como lugar de intendencia y de reuniones informales e intercambio de conocimiento. Esta pequeña sala comedor cuenta con pizarras para facilitar la presentación de proyectos y la exposición de ideas.

El centro está dirigido por François Taddei (@FrancoisTaddei), el cual cuenta con una remacable investigación en el campo de la biología. Personalmente, en relación con mis intereses destaco sus trabajos en la mejora de la educación con un especial interés en el empleo de juegos para la resolución de problemas o en el fomento de la creatividad, la colaboración y el espíritu emprendedor. En esta línea se puede consultar, por ejemplo, su informe “Training creative and collaborative knowledge-builders: a major challenge for 21st century education” en el marco de los debates de la OCDE sobre estrategias de innovación. Por otra parte, es preciso resaltar el trabajo de Ariel Lindner, co-fundador del CRI y director del programa de master que se imparte en el mismo.

La enseñanza

En el ámbito de la enseñanza, el CRI acoge en la actualidad 3 programas formativos de educación superior:

  • Programa de grado “Frontiers in Life Sciences” (FdV Bachelor Program). El programa de grado, que ha comenzado este año, cubre en su primer semestre materias como matemáticas, física, química, biología, informática, metodología científica. Aquí se puede consultar el programa completo.
  • Programa de master “Interdisciplinary Approaches to Life Sciences” (AIV Master program). Se desarrolla en dos años. Dado su carácter interdisciplinar el primero de ellos comienza con una importante labor de enseñanza básica en distintas materias, como matemáticas, física, biología o programación, con el fin de que los estudiantes con diversos tipos de formación puedan seguir sin problemas el programa de máster. Es importante destacar también el énfasis que se hace en la realización de estancias en otros centros de investigación y laboratorios con el objeto de completar la formación. Aquí se pueden consultar las principales características del programa de máster.
  • Programa de doctorado “Frontiers in Life Sciences” (Frontières du Vivant, FdV PhD Program) de las Universidades Paris Descartes y Paris Diderot. Programa establecido en 2006 con el objetivo de promover proyectos de investigación del ámbito de las ciencias de la vida que requieren la participación de diferentes áreas de conocimiento. El programa está dirigido a estudiantes de cualquier parte del mundo con formación en cualquier disciplina, desde las ciencias naturales hasta la medicina, pasando por las humanidades. Aquí se pueden consultar las principales características del programa de doctorado.

La investigación

En el ámbito de la investigación, las principales contribuciones se formulan en el campo de la biología y de la educación. A continuación enumero algunas de las príncipales áreas y proyectos:

  • El equipo de biología “Evolutionary Systems” (TaMaRa’s lab) que lidera François Taddei lleva a cabo sus trabajos en el CRI desde mayo de 2009.
  • Un proyecto  de investigación centrado en el envejecimiento “A systems approach to individual differences in longevity” (AXA Paris descartes Chair).
  • Proyecto Wiser-U (Web Interaction for Science, Education and Research), que pretende explorar las herramientas web de código abierto que van a cambiar la forma de aprender y enseñar en los próximos años.
  • Otras cuestiones, lideradas por François Taddei, se centran en la educación.

Los Clubs científicos

Se trata de una iniciativa que permite reunir a estudiantes, investigadores e invitados expertos en distintos campos con el fin de conocer, debatir y establecer conexiones en los más diversos ámbitos disciplinares. Los Clubs surgen como iniciativas de los estudiantes de los distintos programas formativos del CRI. Cada propuesta de Club cuenta con una asignación económica fija aunque, en función del interés de las actividades a realizar y de las necesidades materiales se puede ampliar. Ello permite que los clubs puedan invitar a investigadores extranjeros, organizar visitas a otros centros o simplemente poder contar con unas bebidas y algo de picar antes, durante o después de las reuniones con el fin de entablar mejores redes. Los Clubs cambian de año en año en función de las propuestas de los estudiantes, si bien algunos se han instaurado ya de manera más permanente. Es el caso, por ejemplo del Fabelier,(@fabelier) coordinado por Antoine Mazières (@mazieres), del que hablaré en otra ocasión.

A estas alturas de curso, algunos clubes están iniciando su actividad. Entre ellos destacan los siguientes: Fabelier (ya mencionado), LearnitLab y Journalism Club,  que son a los que he tenido oportunidad de asistir. Algunos otros clubs que se han organizado en el CRI en este año o en años anteriores son: The Aging Club, Astro biology Club, BioMedicine Club, Creativity Club, Ethic Club, Interdisciplinary Approches of Information, Interdisciplinary approaches to Web Science, y un largo etcétera.

Mi experiencia en el CRI

Mi estancia en el CRI me permite fundamentalmente observar y aprender en un entorno de conocimiento profundamente interdisciplinar, algo que a pequeña escala hemos intentado llevar a cabo en las reuniones que realizamos en el Grupo de Aprendizaje e Investigación en Internet (GrinUGR) en la Universidad de Granada. En mi opinión, una de las cuestiones más complicadas en el mundo científico es llegar a conectar los distintos ámbitos disciplinares identificando intereses y problemas comunes y proporcionando soluciones novedosas que procedan de la confluencia de perspectivas y métodos de investigación distintos. El modo en que el CRI está llevando a cabo este proceso me parece altamente innovador, arriesgado y posiblemente eficaz. Valga un ejemplo. Esta semana, durante la reunión del club Fabelier, buena parte de los alumnos y responsables del CRI asistieron a la exposición de Dominique Sciamma, que visitaba el centro junto con sus alumnos de la escuela de diseño Strate College. Al final de la presentación ambos grupos de estudiantes, unos más centrados en la biología y la investigación de laboratorio y otros más centrados en el diseño y en el emprendimiento compartieron proyectos y exploraron formas de colaborar. Por lo pronto los estudiantes del CRI visitarán el Strate College proximamente.

La estancia en un centro de estas características es una oportunidad muy importante para conocer investigadores que se ocupan de algunas de las cuestiones que más me interesan actualmente tanto en mi investigación como en la propia docencia. Estas cuestiones son: la educación y el impacto de las tecnologías en la misma, las formas de colaboración en red, la Open Science y la divulgación del conocimiento científico.

Al tiempo que me beneficio en estos aspectos, he tenido oportunidad de compartir hasta el momento recursos y referencias con los responsables del centro y con estudiantes. Entre otras cuestiones, he podido contribuir con la experiencia del incipiente GrinUGR y de los proyectos educativos que coordino, por un lado, la enciclopedia Descuadrando y, por otro, el desarrollo del Entorno Personal de Aprendizaje como un medio para la enseñanza de los estudios de empresa y de competencias tecnológicas.

Una ventaja de la estancia es su localización. Al estar en París tengo acceso a investigadores que están trabajando en otras instituciones lo cual permite enriquecer mi trabajo. Adicionalmente, aunque no es necesario para mi trabajo, procuro mejorar el idioma francés con el objeto de poder acceder en un futuro próximo, de una manera más eficiente, al mundo científico francófono, donde incluyo de manera prioritaria en este momento tanto a Francia como especialmente a Marruecos, país clave en las relaciones internacionales de la Universidad de Granada.

1 Comentario

  • Blanca Espigares Rooney24 octubre 2011 a las 09:18

    Querido Esteban,

    Qué buena pinta y qué interesante todo lo que cuentas! Es fascinante, desde luego. Ve contando más cosillas!

    En el campo en el que yo trabajo que también es muy participativo desde distintas disciplinas, ¿hay algún grupo allí dedicado a ‘paisaje’?

    Sigue igual de bien, máquina, que no veas qué interesante todo! Un besazo

Deja un comentario