Libro: “Galveston” de Nic Pizzolatto

De este libro me llamaron la atención dos elementos al verlo en las librerías, primero, el autor, Nic Pizzolatto, el popular guionista de la apreciada serie de la HBO, True Detective; segundo, el nombre de la novela, Galveston, un lugar en Texas, una de esas improbables ciudades a la que quizá uno acaba yendo algún día.

Si bien la reciente popularidad del autor no es un argumento que me suela inclinar a elegir una obra, hay que reconocer que el trabajo en la serie es realmente bueno a mi parecer. Galveston por otra parte tenía algo de exótico: ciudad costera de Texas que recibe el nombre del gobernador español de la Luisiana, Bernardo de Gálvez, a finales del siglo XVIII. Un enclave español que llegó a ser temporalmente capital de la república de Texas en 1836.

Esta Navidad le di a mi padre un par de opciones de libros que me gustaría leer: Vestido de novia de Lemaitre y la susodicha obra. Y así llegó este ejemplar a mis manos. Son procelosos los caminos hasta que un texto llega a nuestros ojos. Bien valdría la pena modelizar cómo se producen las decisiones que nos llevan a leer unos libros y otros no cuando están uno al lado del otro (envite a JJ y Salva, si es que JJ no lo ha hecho ya).

Al libro.

Galveston es una novela de perdedores, es una road movie, una huida por las pantanosas tierras de Luisiana y Texas, una espera en un motel, es también un thriller que se acelera al principio y al final. Es una novela instrospectiva de paisajes y personajes en la que el protagonista narrador es un solucionador de problemas, tan eficaz como reflexivo y emocional.

Un día naces y cuarenta años después sales renqueando de un bar, perplejo por todos tus achaques. Nadie te conoce. Conduces por oscuras carreteras y te inventas un destino porque la clave es seguir moviéndose. Así que enfilas hacia el último asidero que te queda por perder, sin tener ni idea de qué vas a hacer con él.

He encontrado críticas tanto positivas (las que más: ElementalLeer sin prisa, Viaje alrededor de una mesa) como negativas (alguna hay: Alexander P. García). En mi opinión un excelente debut literario que nos sumerge en los personajes y en los lugares; presencias que no desaparecen con el transcurso de los días. Pizzolatto es capaz de escribir con la contundencia de Chandler en muchos momentos. Cada whisky que toma Roy Cody nos acerca un poco a Marlowe. La desazón, la perdición, la infancia que nos marca y la posibilidad que tenemos de cambiar la vida de los demás. Ese “espera, espera” que pronunciamos cuando el ajustador de cuentas nos tiene a su merced o cuando la vida y el tiempo estrechan sus zarpas.

Galveston, por Amy the Nurse (licencia CC by-nc-nd) en https://flic.kr/p/7NbTEK

La novela, de 2010, ganó el Barnes and Noble Discovery Award en 2010, el Spur Award a la mejor primera novela concedida por la Western Writers of America en 2011 y, en Francia, el Prix du Premier Roman étranger. Un gran volumen para el estreno de la Black Salamandra.

Deja un comentario