El largo camino hacia el Rectorado de la UGR (II): la campaña electoral

The medium is the message.

Marshall McLuhan

La campaña que hemos realizado ha sido un camino que, en sí mismo, ha valido la pena. Se trata del viaje a Ítaca que finalmente se ha convertido en bandera y recuerdo de estos meses en los que un amplio equipo de compañeros y compañeras (PDI, PAS y estudiantes) han tejido lazos de amistad y compañerismo.

Como apuntamos en el acto de cierre de campaña (vídeo), durante estos meses y de manera más intensa en las dos semanas de campaña oficial, hemos contado con el mejor equipo, conformado por cada una de las personas que se ha ilusionado con el proyecto y que ha puesto al servicio del mismo su reputación en conversaciones en departamentos, cafeterías, reuniones…, cada una de las que ha utilizado sus redes sociales para dar eco de lo que Pilar hacía, de sus mensajes, de las propuestas. Ha sido una campaña distribuida en la que decenas de voluntarios nos han mandado fotografías, crónicas, avisos, consejos, etc. Sin ellos no hubiera sido posible llegar hasta aquí. En la parte que a mí me toca, el reconocimiento al trabajo de compañeros que he tenido muy próximos, como Giselle, José Ángel, Salvador, Juan Carlos, Javier o Pedro es inmenso. Todos hemos sido cómplices de una propuesta de comunicación en la que la comunicación no era medio únicamente sino también mensaje, recordando a McLuhan.

Equipo de comunicación

Equipo de comunicación: de izquierda a derecha, Giselle, Salvador, Pilar, Esteban y José Ángel.

Nuestra propuesta, algo que personalmente había podido ensayar en proyectos como GrinUGR o en mi propia web, era ambiciosa y exigía un esfuerzo enorme: consistía en derribar el muro entre lo físico y lo digital de modo que lo que ocurriera en ambas esferas conformara un continuo construido sobre las bases de la transparencia, del compromiso con la inclusión, de la colaboración. Durante los dos meses (datos desde el 25 de marzo al 1 de junio) que hemos estado presentes en la red las cifras alcanzadas hablan por sí solas:

  • 43.242 sesiones abiertas en la página web, con 25.865 usuarios y más de 116.000 páginas vistas.
  • Más de 400 entradas publicadas en la web entre las secciones de “Día a Día”, “Presencia en Medios” y “Reflexiones sobre la UGR”.
  • 68 vídeos subidos al Canal Youtube con más de 11.000 visualizaciones.
  • Cerca de 2.000 seguidores en Twitter y más de 2.000 me gusta en Facebook.
  • Una presencia activa en Google Plus e Instagram, así como un repositorio de fotografías en Flickr.

Los datos se pueden desglosar y analizar de muchas maneras. Es trabajo que tenemos que realizar en un futuro próximo.

Con todo, estos datos no muestran por sí solos la calidad de las aportaciones conseguidas. En este tiempo hemos realizado una cobertura de la mayor parte de las menciones recibidas en medios de comunicación, de los innumerables actos realizados por Pilar en los últimos dos meses y hemos reunido a casi 100 voces de la Universidad de Granada en la sección de Reflexiones, generando un mosaico que configura un retrato vivo de nuestra institución en 2015.

Mosaico de reflexiones

La participación de los diversos miembros del equipo ha sido realmente extraordinaria. Quisiera reconocer particularmente:

  • La labor de Salvador en el análisis de las redes y en el diseño de campañas en estos medios.
  • El diseño gráfico de José Ángel y su fantástico trabajo con la comunicación audiovisual.
  • La minuciosa cobertura de actos de Pilar, realizada por Juan Carlos.
  • La eficacia y eficiencia de Javier en la relación con los medios.
  • El trabajo de Giselle en el diseño de campaña y en la coordinación de las reuniones de estudiantes.

Y por supuesto, imposible olvidar y reconocer el trabajo de la persona que ha encabezado la labor de comunicación de la campaña, la propia Pilar, admirable por su capacidad de trabajo y con una gran capacidad para delegar y confiar en este equipo que le presentaba formas de comunicación que resultaban novedosas para este tipo de contienda electoral.

Al margen de estos reconocimientos, la labor de los fotógrafos o de las empresas externas que nos han asistido en la web (SI2) o los suministradores de cartelería o merchandising ha sido imprescindible.

Hay varios elementos de los que me siento especialmente satisfecho. Entre ellos, el grado de coordinación alcanzado de forma natural en la gestión de la web y de las redes sociales, particularmente Facebook y Twitter, aunque en general en todos los ámbitos. O, por ejemplo, la flexibilidad del equipo para emitir por streaming en Youtube los actos más importantes de la campaña: apertura, el segundo debate entre candidatos, el acto de cierre. Todo ello empleando medios que la mayoría tenemos en nuestros bolsillos, móviles, y algún portátil.

Mejoraría, mirando hacia atrás, la asignación de recursos humanos al equipo de comunicación y campaña. En ocasiones nos vimos superados por la ingente cantidad de información que generábamos. También la asignación de roles y la capacidad de tomar decisiones, algo que si bien se consiguió de forma natural, exigió tiempo y mucho esfuerzo.

Equipo de comunicación

Equipo de comunicación: de izquierda a derecha, Salvador, José Ángel, Javier, Esteban, y Juan Carlos. Falta Giselle en la fotografía.

Continúa con: El largo camino hacia el Rectorado de la UGR (y 3): ideas para el futuro.

Deja un comentario