Tormenta perfecta en la universidad

El Gobierno publicó 21 de abril una serie de medidas urgentes de racionalización del gasto público en el ámbito educativo. Me voy a limitar a comentar algunas de ellas correspondientes a la enseñanza universitaria, que es la que mejor conozco en tanto que profesor de la Universidad de Granada.

¿Y la comisión de expertos…?

Empiezo con esta reflexión. Hasta ahora se habían producido recortes en investigación y en becas de diverso tipo, fruto de los presupuestos restrictivos para este año 2012. Estos recortes se han acumulado a los sufridos en años anteriores llevados a cabo durante el gobierno socialista. Sin embargo, las medidas que se acaban de  aprobar no solo ahondan en los recortes, sino que también modifican la estructura del sistema universitario, como veremos. Siendo así, cabe preguntarse cuál va a ser la labor de la comisión de expertos nombrada hace apenas una semana para proponer medidas de reforma del sistema universitario español. A la luz de las medidas adoptadas, ¿podríamos ahorrarnos esta comisión? O como ha señalado el ministro Wert, según la web de La Moncloa, “esta no es la reforma educativa del Gobierno, que se instrumentará en el curso de la primera parte de la Legislatura, pero sí es la “condición previa para poder impulsarla”.”

La universidad en obras

Cambios en la carga docente de los profesores funcionarios

La reforma establece los siguientes límites a la carga docente de los profesores universitarios:

  • 32 créditos ECTS para profesores universitarios que no hayan solicitado un sexenio de investigación o que haya sido negativo.
  • 16 créditos ECTS para profesores titulares de universidad y escuela que tengan 3 sexenios positivos consecutivos y el último vivo; 4 sexenios para los catedráticos.
  • 24 créditos ECTS para resto de profesores funcionarios.

Hago varias consideraciones.

1) Los puestos para investigar en la universidad están vinculados a que haya docencia y por tanto a que los investigadores entren como profesores. Si en un departamento no se investiga (traducido en que no hay sexenios) y se aumenta el número de créditos que da cada profesor, se genera un doble efecto.

1.a) Los que no investigan van a seguir (probablemente) sin investigar porque al dar más horas de clase se  justifica su no-investigación al tiempo que se reducen las horas para poder iniciar o reengancharse a la actividad investigadora.

2.a) Se trata del punto que para mí es el verdadero objetivo de esta reforma. Al cubrir las horas de docencia no se van a abrir nuevas plazas por lo que los nuevos docentes/investigadores son fundamentales para la regeneración del sistema (entre otras cosas por incorporar otras formas de trabajo, nueveas ideas, necesidades de investigar por las exigencias del sistema, etc.) van a quedar excluidos.

Este punto constituye un golpe demoledor al sistema investigador universitario. De igual modo el sistema docente se ve resentido ya que, de alguna manera, la docencia se convierte en el “castigo” que se impone a “los que no investigan”. Todo ello unido a que nos encontramos en pleno proceso de implantación de los nuevos grados y másters resultado de la reforma de Bolonia, puede generar una tormenta perfecta. En estas condiciones creo que Bolonia queda en la práctica enterrada.

2) ¿Cómo va afectar esto al profesorado con vinculación laboral (no funcionario)? No se menciona nada de forma expresa en el Real Decreto. Veo dos opciones:

2.a) Cuentan con echar al personal laboral (que es mucho) siempre que los funcionarios puedan asumir su docencia. Esto supondría prescindir probablemente del conjunto de profesores-investigadores más productivos del sistema universitario, ya que buena parte de ellos en las figuras de ayudante doctor o contratado doctor han debido de cumplir con exigente requisitos de organismos evaluadores externos, la ANECA (u otros organismos autonómicos) para estar donde están.

2.b) Mantendrán su límite de 24 créditos, en tanto que muchos de ellos ni siquiera pueden solicitar un sexenio, por llevar menos de 6 años vinculados a la universidad y por tanto no tendría sentido aplicarles un requisito que no pueden cumplir. Parece ser que los que llevan más de 6 años sí pueden solicitarlo, aunque no tiene los efectos económicos que genera cuando se es titular.

3) Sobre el papel de los sexenios en la universidad y otras consideraciones, os remito a este interesante artículo de Joaquin Sevilla Moróder “Dedicación del profesorado universitario“.

Aumento de las tasas a los estudiantes

La medida anterior va acompañada de una subida de tasas a los estudiantes, lo cual, sumado al paro y al descenso en las becas, va a suponer que jóvenes no puedan estudiar por motivos económicos. De ello se derivará un descenso en el número de alumnos que repercutirá en menores necesidades docentes. Os dejo esta carta al ministro Wert de una alumna a propósito de la subida de tasas.

Los términos de la subida son:

1. Enseñanzas de Grado: los precios públicos cubrirán entre el 15 por 100 y el 25 por 100 de los costes en primera matrícula; entre el 30 por 100 y el 40 por 100 de los costes en segunda matrícula; entre el 65 por 100 y el 75 por 100 de los costes en la tercera matrícula; y entre el 90 por 100 y el 100 por 100 de los costes a partir de la cuarta matrícula.

2. Enseñanzas de Máster que habiliten para el ejercicio de actividades profesionales reguladas en España: los precios píblicos cubrirán entre el 15 por 100 y el 25 por 100 de los costes en primera matrícula; entre el 30 por 100 y el 40 por 100 de los costes en segunda matrícula; entre el 65 por 100 y el 75 por 100 de los costes en la tercera matrícula; y entre el 90 por 100 y el 100 por 100 de los costes a partir de la cuarta matrícula.

Papel de las Comunidades Autónomas

El papel de las Comunidades Autónomas va a ser fundamental para valorar el impacto de estas medidas. Especialmente interesante va a ser lo que ocurra en Andalucía, donde el previsible gobierno de izquierdas de PSOE e Izquierda Unida, mantendrá probablemente una política educativa distinta a la propuesta por el gobierno. Es un terreno donde la guerra ya se ha iniciado. El mismo fin de semana que se publican estas medidas, leemos que el gobierno frena en el Tribunal Constitucional las oposiciones de profesores que Andalucía tenía previsto realizar en junio. Esto se produce a falta de 2 días para que el plazo para recurrir se agotará, con lo que se adivina cierta nocturnidad y alevosía en el daño infringido a los más de 30.000 opositores que pensaban concurrir a la convocatoria.

El Real Decreto aprobado apunta lo siguiente en este campo:

Articulo 7. Financiación de las becas y ayudas al estudio.

1. El coste del componente individual de las becas y ayudas al estudio destinado a financiar los gastos derivados de la matrícula de alumnos de estudios universitarios será financiado conforme a las siguientes reglas:

a) Los Presupuestos Generales del Estado financiarán la cantidad que corresponda al límite inferior de la horquilla establecida para el precio público de cada enseñanza.

b) Las Comunidades Autónomas financiarán íntegramente con cargo a sus presupuestos la diferencia entre el precio público que fijen y el límite mínimo que corresponda a cada enseñanza.

Me gustaría conocer tus puntos de vista sobre este tema. Tienes los comentarios del blog abiertos para lo que quieras decir públicamente.

Otros análisis de la situación

Si tienes más noticias o recursos, déjalos en forma de comentarios para incluirlos.

12 Comentarios

  • Paula24 abril 2012 a las 10:04

    Es verdad que al gobernar el PSOE e IU en Andalucía seguramente no estarán de acuerdo con el aumento de las tasas a los estudiantes, pero si las Comunidades Autónomas no reciben dinero del Estado entonces no podrán financiar los precios públicos.
    No creo que el Gobierno haya dado “carta libre” a las Comunidades Autónomas para aplicar este aumento en las tasas universitarias.

  • Raúl24 abril 2012 a las 10:50

    Esteban, estando de acuerdo contigo en casi todo, un par de matices:

    El problema no es “no se van a abrir nuevas plazas” sino que estamos ante un ERE encubierto para aquellas universidades (o Comunidades Autónomas) que quieran hacer una purga de contratados laborales (y no solo asociados. Yo veo en el aire a cientos de Contratados Doctores) en determinadas áreas. La situación tipo sería esta: en muchos departamentos habrá incremento de capacidad docente de un 25%. Más o menos eso implica que cada 4 TU o CU cubren 32 ECTS más, por lo que tenemos la regla fatídica : 4 funcionarios sin sexenio vivo (importante) = 1 Tiempo Completo (32 ECTS, un CD) que sobra (salvo que las Universidades decidan llevar Bolonia a su sitio y disminuir el numero de alumnos reales por grupo).
    Es de lo que hablamos.

  • Raúl24 abril 2012 a las 10:53

    El segundo matiz, más contable:
    ¿cuál es el coste de las titulaciones? Se suponeq ue tiene que ser el 15-25% del coste real de la titulación en concreto… ¿existe contabilidad analítica en las universidades? Si existe… ¿bajo que criterio se imputan los costes? En fin, una chapuza.

  • Fer24 abril 2012 a las 13:08

    Si bien asignar más tareas docentes al funcionario tiene su justificación para equiparar el sueldo que se paga por trabajo realizado, mi conclusión es que efectivamente se quiere reducir las plantillas universitarias, no por incrementar la excelencia investigadora sino reducir costes.

    Las universidades de menores dimensiones, me temo que verán muy reducida su plantilla, los investigadores jóvenes no tendrán opciones de hacer currículum docente, se trasladarán a otros centros, lo que provocará una reducción de estudiantes de posgrado (que para pagar mayores tasas preferirán buscar centros de mayor prensa), reduciendo aún más la producción investigadora, y la regeneración de las mismas. La consecuente posterior eliminación de estudios de posgrado en estas universidades, al no ser económicamente justificables, reducirán estas universidades a las enseñanzas de grado, olvidando la investigación.

  • ruben24 abril 2012 a las 23:33

    varios apuntes:

    - al menos en la comunidad de madrid, la estrategia está clara: el único ámbito en el que las privadas pueden hacerse con parte del negocio de la enseñanza universitaria es el de los posgrados -másteres-. esperanza aguirre lo viene diciendo por pasiva y por activa: no va a financiar con dinero público los posgrados de las públicas. así pues, éstas tienen que asumir los costes reales de dichas enseñanzas trasladándoselos a los estudiantes -por lo tanto, se equiparan con las tarifas de las privadas-. y ante esta tesisura, los estudiantes analizarán coste-beneficio sus opciones y el mercado asignará eficientemente los recursos y blablablal….

    - el invento de bolonia -en términos pedagógicos- ha sido el caballo de troya para los intereses y objetivos políticos de acabar con la autonomía universitaria. sería largo de analizar, pero básicamente, hoy en día la universidad se ha convertido en el bachillerato de los 60/70. si a esto le añadimos esa perspectiva psicopedagógica de considerar que nuestros alumnos son “menores necesitados de extrema atención” y trufado con el condimento de los procesos de evaluación considerando que prestamos servicios a usuarios/consumidores que tienen que satisfacer no se qué baremos y estándares de calidad, pues al final, quién mejor que el ministerio/consejería de educación para llevar a cabo esa gestión de manera directa. además ellos ponen la pasta, así pues, miel sobre hojuelas. y digo yo, los estudiantes siempre han sido mayores de edad, autónomos legal, cognitiva y psicológicemente hablando, qué demonios es eso de tratarlos como puros infantes en busca de sí mismos? otra cuestión, es reducir ratios por clase, mejora en las condiciones y medios para impartir las enseñanzas, etc…

    - un añadido más, gran parte de esa tormenta perfecta tienen su origen en los procesos de cooptación del profesorado y reproducción de los mecanismos más burdos y retrógrados de enseñanza. los “senior” porque han crecido en ese microclima y los “junior” porque lo tienen que asumir o lo tienen que denostar -no hay término medio- pues al final nos encontramos con olas de 15 metros en los departamentos que tiran por tierra cualquier iniciativa medianamente innovadora que ha tratado de cambiar algo esto.

    - ahhh y un apunte perverso, a este ritmo, en un par o tres de años, cuatro a lo sumo, se acabaron esos titulares sobre el “brain-drainig” patrio de investigadores. ya no va a ver “postdocs” emigrando, porque tampoco habrá “predocs”…

    en fin, 16 años de experiencia docente, 4 universidades españolas pateadas y alguna extranjera también.

    seguimos.

  • Marcos25 abril 2012 a las 07:49

    Esta reforma, planteada así de radical, supondrá uno de los golpes más fuertes a la universidad pública en toda su historia. Desde dentro todos vemos lo que esto supone, y a nivel de profesorado el recorte que plantea el gobierno supone en la práctica la eliminación de todo el profesorado más joven, no el peor preparado, ya que en la universidad a igualdad de categoría docente siempre prevalece la antiguedad. Se da la circunstancia que en mi facultad si se aplica esta reforma el profesor más joven pasaría a tener 50 años. Se extermina la carrera docente e investigadora de miles de docentes desde sus inicios que, aunque no son funcionarios, han tenido que pasar el mayor número de filtros de calidad de la historia. Yo mismo he sido invitado, asociado y ahora contratado doctor, he pasado por los cursos de doctorado, DEA, tesis doctoral, acreditación de la ANECA y una oposición a CD. Ninguno de mis compañeros titulares ha pasado por ninguna acreditación, incluso la figura de Titular de Escuela Universitaria ni siguiera tienen el título de doctor y sin embargo están a salvo. Me pregunto cuanta gente iniciará una carrera investigadora con este panorama, cuanta gente leerá su tesis, becas de investigación etc… Se cortará de raiz la necesaria renovación generacional del profesorado, normalmente el más especializado, y la media de edad de la plantilla subirá enormemente con todos los problemas que ello supone. Me pregunto también si algún profesor se animará a ser decano, director de departamento o algún otro cargo de gestión. Considerando que un decano suele tener 9 créditos de descuento docente aún le quedarían 23 por impartir. Queda por desvelar los detalles de cómo se realizará esta reforma, pero da la sensación que no han pensado en ninguna consecuencia…. o peor… que si lo han pensado.

  • BAT30 abril 2012 a las 07:38

    Hola. Estaba haciendo un seguimiento por otras CCAA googleando “Recortes Universidad” y me he topado con este blog (Esteban, nos conocimos en un Accounting Research Symposium). Bueno, al grano. En primer lugar, creo que a partir de ahora vamos a tener varias situaciones:

    1. Ciencias Experimentales tipo Farmacia, Veterinaria, Biologia… Ahí llevan toda la vida investigando (recordemos que Ramón y Cajal era Español…) y los sexenios están a la orden del día incluso en las universidades pequeñas. Por tanto no creo que tengan problemas.

    2. Ciencias Sociales… Yo pertenezco a este campo y aqui lo llevamos crudo… Pero con Bolonia se dan dos situaciones:

    A) Universidades/Centros/Deptos/Areas que aprovecharon Bolonia para incrementar docencia con mas materias en los nuevos títulos (recalco: no con grupos, sino con materias). Este caso lo conozco y de momento se tiraba de muchos asociados en previsión de ir introduciendo investigadores con posibilidad de hacer carrera. Con la nueva situación se tapona la posibilidade de esas nuevas plazas (aunque al menos los Contratados Doctores no parece que estemos en peligro… ni siquiera los colaboradores)

    B) Universidades/Centros/Deptos/Areas que mas o menos estan igual que antes que Bolonia… en ese caso si que el PDI contratado esta en la cuerda floja…

    En todo caso, pienso que algo habia que hacer pq es bastante injusto que en determinadas areas, tras 11 años de LOU, un grupo grande de PDI hemos tenido que pasar infinidad de filtros, mientras que haya Titulares y Catedráticos “antiguos”, con todos sus privilegios, que se limiten a dar las clases y a hacer politiqueo, y que, al no entender que los contratados tenemos que investigar, “te miren mal” pq te niegues a formar parte de la Comisión A o a Coordinar el Curso B… ya que eso ni esta retribuido ni tiene peso en las evaluaciones que tenemos que pasar…

    Y en todo caso, o el Gobierno y las CCAA limitan mucho las posibilidades en las normas, o las Universidades van a encontrar caminos para saltarse la docencia (por ejemplo, incrementado los descuentos lectivos por cargos de gestión). Si los Consejos de Gobierno de la Univ los forman funcionarios que van a ver incrementadas sus horas… ya veremos como reaccionan. Una cosa es hacer leyes y otra reglamentos de aplicación.

  • Salvador Sagrado11 mayo 2012 a las 14:07

    Una paradoja peculiar, si no he entendido mal:

    ¿Si un TU con 3 sexenios (=16 ECTS) gana una Cátedra pasa automáticamente a dar 24 ECTS?

    De ser así, el político/creador+asesores o son ineptos o quieren castigar… ¿la juventud?, ¿el exceso de investigación (para merecer ser CU)?, ¿el ímpetu de pretender ser CU?

    Que me lo expliquen, por favor.

  • Esteban11 mayo 2012 a las 15:56

    Pues sí, es paradójico. Quizá se les ocurra cambiar las acreditaciones para que sólo se pueda ser catedrático con 4 sexenios. Lo digo por anticipar ocurrencias.

  • Maria16 mayo 2012 a las 19:19

    Yo soy profesor de universidad con sexenio vivo, tengo la suerte de que hasta ahora…me pagan por hacer lo que me gusta, investigar y dar clases. Pero verdaderamente tengo MIEDO de que me denieguen un sexenio, porque ese día dejare de hacer lo que siempre he querido hacer, investigar.
    Todos los que hemos pedido un sexenio sabemos como funciona esto: la revista a la que envías un articulo en un momento dado estaba en el primer tercio y luego pasa a estar en el segundo…con lo cual lo que era bueno y de calidad deja de serlo, con lo cual el articulo que era excelente para la ANECA, pasa a ser mediocre. Siempre he pensado que para que esto fuese justo habría que matizarlo un poco mejor y dejar un poco mas de flexibilidad, porque a lo largo de 6 años las cosas van cambiando.

    Hasta ahora me daba lo mismo, si la revista cambiaba o no, solo me interesaba que fuese de calidad y estuviese bien en el JCR claro, no acababa de ver claro eso del ranking cambiante. Si que tengo que decir que mi ultimo sexenio lo saque en 7 años por un cambio de estos en el ranking de la revista, quise asegurarlo y no arriesgarme.

    Pero ahora se que el día que se muera mi sexenio, o lo consigo o, dejare de investigar. No creo que se pueda uno recuperar de la denegación de un sexenio (3 años sin volver a pedir un sexenio como mínimo) o si tienes algún mal resultado en tus experimentos y no publicas un año. Este año estoy dirigiendo 2 tesis doctorales, una de las cuales se defenderá antes de que acabe el curso, he pedido un proyecto al ministerio y estoy metida en otro europeo. Creo que me estoy dejando la piel en la investigación en los últimos años, el tema en el que estoy me apasiona pero se que con el sistema que se propone no estaría haciendo lo que hago.

    Por supuesto ahora me da verdadero pánico empezar una nueva línea de investigación y quedarme un año sin publicaciones. Si falla el experimento y no obtengo lo deseado ¿me tengo que hacer inventar los resultados para conseguir que me lo publiquen y el amado sexenio y que me dejen continuar investigando? Todos sabemos que no todo lo que se hace, en investigación produce resultados publicables en una buena revista, si de verdad es una línea nueva puedes llevarte un año dándote golpes hasta que llegas a algo bueno e interesante. Si que es cierto que hay gente que no investiga, pero son una minoría, en todos los sitios hay minorías que no cumplen con su trabajo, pero no creo que el medio para encontrarlos se ver si tienen un sexenio vivo o no. Si a mi me lo hubiesen aplicado así, ahora no estaría investigando, no estaría dirigiendo dos tesis doctorales, pidiendo proyectos, contactando con empresas para transferencia de resultados… Con esos pensamientos creo que nuestros políticos nos podrían decir directamente que nos dejáramos todos de investigación, porque creo que cada vez que de empiezas con algo nuevo de verdad y no sabes por donde cogerlo o , encuentras con algo que no funciona como debería, si verdaderamente te apasiona la investigación dices, vale pero continuo, y continuas trabajando más aun porque es un reto pero así ante un mal resultado, solo puedes decir yo dimito.

  • luis19 mayo 2012 a las 18:52

    Hola,
    Después de 20 años en la universidad, 4 oposiciones a las espaldas, 4 universidades distintas y tres sexenios, solo puedo decir que he visto demasiado vago, y que la gente brillante de verdad las pasa canutas. La reforma no se si es buena o mala (se verá, yo creo que hay que esperar aún algún que otro Decreto Ley), pero si las Universidades son listas, veran que deben promocionar a los contratados doctores con curriculums decentes, que e

  • Alicia22 mayo 2012 a las 22:51

    Hola Esteban, estoy haciendo un trabajo para una asignatura del grado en Gestión y Administración Pública y he centrado mi proyecto en este tema. Me ha sido de gran utilidad la información que expones, pero te agradecería muchísimo si pudieras proporcionarme el número de créditos que tenían los profesores antes de esta reforma. Muchas gracias de antemano, un saludo.

Deja un comentario

Por favor, escribe tu nombre. La dirección de email no es válida. Por favor, deja tu comentario.