Ideas para una universidad como espacio abierto de aprendizaje permanente (I): la universidad en crisis

Durante las últimas semanas he estado trabajando en unas notas que resumen mi visión de la universidad. Son el fruto de lecturas, estancias y conversaciones. No tienen un ánimo de exhaustividad y están sesgadas por mi visión y ocupaciones. Se centran en la idea de una institución transparente, conectada, internacional y vertebradora del cambio social.

Las publicaré por entregas aprovechando que en mi facultad nos encontramos en proceso de elección de decano/a. Quizá alguna de las ideas pueda ser recogida por el nuevo equipo de gobierno. He dado como título a estas notas:

Ideas para una universidad como espacio abierto de aprendizaje permanente.

Aquí va la primera entrega. Continuarán.

Diagnóstico: la universidad en crisis

La idea de crisis asociada a la institución universitaria parece conformar una relación estable. La búsqueda en Google de los términos crisis universidad arroja cerca de 30 millones de resultados en español. De alguna manera se podría reflexionar que la universidad no podría existir fuera del estado de crisis, esto es, de transformación. Siendo esto así, hemos de constatar en la actualidad la confluencia de una serie de factores especialmente sensibles.

crisis
Profesor vendiendo postales hechas a mano en Berlín. Colección: Nationaal Archief

Cambio tecnológico

El acceso a medios de comunicación de masas se ha convertido en habitual gracias al impacto de las herramientas de la Web 2.0. Esto unido a la amplia difusión de dispositivos portables (smartphones, tablets, etc.) hace que alumnos y profesores cuenten con instrumentos tecnológicos y dispongan de una capacidad comunicativa y de un acceso a información al nivel de instituciones como la Universidad.

Crisis del modelo económico

Sin necesidad de recurrir a la actual crisis económica que vivimos en España, el acceso a la educación universitaria presenta cada vez mayores problemas, generando situaciones de desigualdad en muchos países. En Estados Unidos, por ejemplo, la financiación de la educación superior a través de créditos a estudiantes está siendo objeto de graves problemas, llegándose a hablar de una nueva burbuja financiera. Esto está llevando a considerar que la educación presencial será un lujo en el futuro.

En este punto, menciono uno de los elementos que más ruido están haciendo en 2012: las propuestas de e-learning gratuitas y masivas. De forma general, se puede decir que los modelos de e-learning desarrollados, en algunos casos más de 20 años atrás, no han respondido a las altas expectativas generadas, algunas de las cuales planteaban el fin de la educación presencial. Actualmente están surgiendo nuevos proyectos de formación online masiva (xMOOC) que vuelven a poner esta previsión sobre la mesa, alimentada por la crisis de financiación del sistema universitario. Son proyectos en los que prestigiosas universidades estadounidenses (Harvard, MIT, Berkeley, Stanford, etc.) están implicadas a través de plataformas como Coursera, edX y Udacity*. Algunas universidades han empezado a reconocer estos cursos como parte de su propio curriculum. Para el entorno hispanohablante, la UNED acaba de anunciar el desarrollo de una plataforma, UnX, que con la colaboración del MIT pretende convertirse en todo un referente para América Latina.
Los problemas económicos también dejan en tela de juicio la relación entre investigación y docencia, la cual podría en algunos escenarios saltar por los aires enfrentándonos con un sector dedicado a la investigación con financiación pública o mixta o con otro dedicado a la docencia con ánimo de lucro.

Falta de conexión con el mundo profesional

El modelo de educación basado en títulos de 3, 4 ó más años que produce un elevado número de egresados que ostentan un mismo título no satisface completamente las necesidades del mundo laboral. El mercado exige una formación de posgrado para diferenciar a unos estudiantes de otros. Hasta ahora no hemos sido somos capaces de detectar y evaluar competencias y aprendizajes informales, aún cuando estos constituyen la base fundamental para el objetivo del aprendizaje permanente, señalado por la Unión Europea. Surgen así iniciativas para la evaluación y reconocimiento de otros tipos de aprendizaje (por ejemplo, a través del estudio autónomo por el alumno de Recursos Educativos Abiertos como plantea el proyecto OERtest), las certificaciones de cursos xMOOC o iniciativas como la Peer-to-Peer University (P2PU) o el proyecto Open Badges de la Mozilla Foundation. La redefinición del mapa de competencias necesarias para las próximas décadas es también objeto de continuo debate.

Los anteriores factores enmarcan una serie de propuestas de cara a una cultura institucional y a una formación de grado, posgrado y del profesorado que mejor se adapten a los desafíos de nuestro tiempo.

NOTA: xMOOC frente al concepto de MOOC siendo estos últimos cursos online masivos y abiertos en su concepción, tomando la idea del conectivismo de Downes y Siemens: frente a los primeros que únicamente son abiertos en tanto que gratuitos, siendo su propuesta la de un sistema de eLearning tradicional.

Referencias adicionales

 

3 Comentarios

  • Alberto Ruiz2 noviembre 2012 a las 09:50

    Esteban, felicidades por la entrada.

    En primer lugar me gustaría comentar que sincera y enérgicamente espero que la foto que has elegido para el post no sea vaticinadora de ninguna situación real. Verdaderamente es una estampa desoladora.

    En segunda lugar me gustaría dejar un par de cuestiones para la reflexión:

    (1) Nunca he entendido porque debe aumentar la conexión entre universidad y mundo empresarial. El aumento de estas conexiones, desde mi humilde punto de vista, puede crear un sistema perverso de selección de contenidos y metodologías de enseñanza. Personalmente, creo en un sistema educativo independiente y basado en el libre pensamiento. Véase un ejemplo rápido: todos los estudios y análisis realizados por entidades financieras concluyen que el sistema actual de pensiones es insostenible. En el mundo académico se rebaten estos posicionamiento de forma muy argumenta y científica.

    (2) En segundo lugar, y en relación con la cuestión anterior. ¿Qué es esto de no satisfacer las expectativas del mundo laboral? ¿En qué momento se le traspasó a la Universidad la responsabilidad de formar y evaluar por competencias? ¿Para qué sirven los departamentos de Recursos Humanos de las empresas?

    En otras palabras, en una titulación universitaria no se forma a ningún estudiante para el desempeño de ningún trabajo específico. Un economista puede trabajar en un banco, en una asesoría, en una empresa de seguros, en un departamento comercial de una gran empresa, en un departamento financiero,…etc. ¿Tenemos que formar a los estudiantes en todas y casa una de estas profesiones dentro de una misma titulación universitaria? Lo que sí hay que hacer es educar y enseñar a los alumnos/as a enfocar la vida y el trabajo desde un posicionamiento crítico y de mejora continua y para eso, enlazo con la cuestión anterior, aumentar los lazos empresa-universidad puede ser contraproducente.

    Esteban, te mando un abrazo a ti y a todos tus lectores.

    Alberto Ruiz
    Departamento de Economía Aplicada
    Universidad de Granada

  • Esteban2 noviembre 2012 a las 17:43

    Gracias por tu comentario Alberto.

    Como bien dices esas conexiones siempre pueden dar lugar a relaciones “tóxicas”. En cualquier caso mejorar la formación en competencias que hoy en día son valoradas en el mundo laboral no implica que se genere una relación de servilismo que rehuya la crítica. Realmente pienso que dar instrumentos a los estudiantes les da también más libertad para criticar la realidad.

    Sobre la evaluación por competencias, es el modelo de Bolonia está promoviendo.

    Un abrazo

  • carlos nepomuceno8 noviembre 2012 a las 14:07

    En espanhol, Google Translate:

    Podemos decir que la crisis académico actual, en mi opinión, es una crisis topológica. Estamos saliendo de una sociedad dominada por una topología de red centralizada con múltiples adicciones.

    La llegada de una nueva topología de red más abierta de lo que he estudiado, lleva un movimento da civilización renacentista innovador hacia la recuperación de una meritocracia perdida.

    Tenga en cuenta que se trata de un falso dilema que pensar en cuota de mercado, o no en el gimnasio, al igual que lo que sugiere la opinión de Alberto Ruiz.

    Parte de la topología de la red intoxicación actual modelo de enseñanza basada en assuntos en lugar de problemas. Asuntos no tiene medición de parámetros, es un buraco sin fondo que nos lleva a perder en el camino.

    Ya problemas son meritocráticos susceptibles de medición.

    Una universidad más abierta és voltada a nuevos problemas dentro de una nueva topología de red para propor soluciones para problemas que enfrenta la sociedad, el mercado, el gobierno, los animales, mares, etc …

    Una universidad sólo puede ser universal si busca reducir el sufrimiento humano, dondequiera que se encuentren.

    La base para los estudios de un nuevo estudio de la universidad pase a través de la red y la topología, sugiero el siguiente artículo para profundizar en el debate: http://nepo.com.br/2012/10/25/ea-topologia-mane/

    abrazos,

    gracias por compartir,
    Nepo, Brasil.

    Em português:

    Esteban,

    podemos dizer que a atual crise acadêmica, a meu ver, é uma crise topológica. Estamos saindo de uma sociedade dominada por uma topologia de rede centralizada com diversos vícios.

    A chegada de uma nova topologia de rede mais aberta, do que tenho estudado, nos leva a um renascimento inovador civilizatório em direção a recuperação de uma meritocracia perdida.

    Note que é um falso-dilema pensarmos sobre a participação do mercado, ou não na academia, como acaba sugerindo o comentário de Alberto Ruiz.

    Faz parte da intoxicação da topologia de rede atual um modelo de ensino baseado em assuntos e não em problemas. Assuntos não tem parâmetro de medição, são um saco se fundo, leva-nos a nos perder na estrada.

    Já problemas são meritocráticos passíveis de medição.

    Uma universidade mais aberta é uma universidade com nova topologia de rede voltada para os problemas da sociedade, sejam aqueles do mercado, do governo, dos animais, dos mares, etc…

    Uma universidade só pode ser universal se procurar a reduzir o sofrimento humano, seja onde eles estiver, através do resgate de princípios.

    A base para os estudos de uma nova universidade passam pelo estudo das redes e da topologia, sugiro o seguinte artigo para aprofundarmos o debate: http://nepo.com.br/2012/10/25/e-a-topologia-mane/

    abraços,

    grato por compartilhar,
    Nepô, do Brasil.

Deja un comentario