Cambios en mis políticas digitales

Hace unas semanas estrené diseño nuevo para mi sitio web. Para mí constituye la herramienta más importante de trabajo online ya que todo lo importante, en teoría, debería acabar pasando por ella. Hasta ahora el empleo que he realizado de mi web ha estado más centrado en comunicar lo que hacía, en publicar materiales para cursos o seminarios, en contar alguna que otra actividad; sin embargo, de un tiempo a esta parte he estado repensando mi actividad y he decidido darle un cambio.

Por un lado, seguiré manteniendo la función que ha tenido hasta ahora de portafolio de actividades, dejando huella de los hitos principales de mi vida académica y profesional. Por otro, quiero convertirla en una herramienta de reflexión en la que desarrollar ideas, críticas, pensamientos, compartir noticias, convocatorias, etc. Darle un uso más vivo, más participativo, no ya tanto por parte de los demás en forma de lectura o comentarios, sino por parte mía: como autor de artículos o curador de contenidos. Tengo muchos modelos/ejemplos que llevan tiempo trabajando con este perfil que yo he ido abandonando progresivamente. Personalmente siento que lo necesito para mantener viva y alerta las capacidades intelectuales más creativas, especialmente como un diario de estos meses en que estoy teniendo tiempo para la revisión bibliográfica, para los contactos y para trazar nuevas líneas de trabajo.

Así esta publicación tiene por objetivo manifestar y recordarme en lo sucesivo mis nuevos propósitos. Mi compromiso con este empeño intelectual de aprender, comunicar y crear comunidad.

Aprovecho también para hacer revisión de mi presencia en redes:

  • Twitter: la red más interesante de todas cuantas uso. Sigo disfrutando y aprendiendo de su capacidad para conectar con personas aparentemente inaccesibles. Leer el timeline puede constituirse en una fuente de frustración al descubrir tal cantidad de información interesante. Aún sigo sin ser muy activo en debates en esta red.
  • Facebook: cada vez siento menos interés en la misma. Mi ritmo de publicaciones ha disminuido radicalmente desde hace tiempo y se suele limitar a alguna fotografía o evento relacionado con temas profesionales. Sí sigo participando en grupos de forma relativamente activa.
  • Otras redes que empleo: Instagram (ocasionalmente), Slideshare (cuando tengo alguna nueva presentación), Flickr (ya limitado a los eventos GrinUGR), entre otras que empleo cuando encarta.

1 Comentario

  • Arkangel11 mayo 2014 a las 18:44

    Comparto mucho tu frase “Personalmente siento que lo necesito para mantener viva y alerta las capacidades intelectuales más creativas”,… Sin duda, mantener una actividad constante en el blog de uno ayuda a obligarse un poco a sacar ese tiempo que nunca existe :)

    Sobre Facebook hace no mucho tomé la determinación de “cuanto menos, mejor”; es decir, usarlo para comentar y dar visibilidad a cosas, pero poco para incluir contenido original, el propio formato que tiene hace que todo se vaya ocultando muy rápidamente. ¡Vivan los blogs! :)

Deja un comentario

Por favor, escribe tu nombre. La dirección de email no es válida. Por favor, deja tu comentario.