Libro: “Los enamoramientos” de Javier Marías

Como apuntaba anteriormente, comencé la última semana de julio entre Culiacán y DF,  Los enamoramientos de Javier Marías (libro nº 16 de 2014). Marías es un autor que siempre me ha generado curiosidad por diversas razones: 1) por SER hijo de Julián Marías, de quién he tenido oportunidad de escuchar alguna conferencia (sobre él, no de él); 2) por su labor de articulista en semanales y su enfrentamiento con Pérez Reverte habitante de la página vecina en la publicación; 3) por sus excentricidades, aunque me parece un personaje preferentemente serio (de carácter, entiéndase), sobre todo por su Reino de Redonda; 4) por la buenas críticas que ha recogido a lo largo de los años situándolo entre uno de los principales escritores internacionales de nuestro tiempo; y 5) por esa reputación de escritor complejo (quizá demasiado denso) y alambicado. Los enamoramientos es un libro sobre las inclinaciones humanas, más que sobre las pasiones desatadas; el enamoramiento entendido como gota malaya que va horadando la superficie de nuestra templanza y la rutina de la cotidianidad.


 
Respondiendo a mis expectativas, la novela es parca en argumento pero rica en matices, en construcción de personajes, en reflexiones sobre la naturaleza de las emociones. El argumento es sencillo. María Dolz, trabajadora en una editorial, observa desde hace años a una pareja de mediana edad que desayuna todos los días en la misma cafetería que ella. Envidia sanamente (si es que hay alguna envidia que lo sea) lo enamorados que parecen estar. Al cabo del tiempo él es asesinado por un vagabundo y María a través de un encuentro fortuito se aproxima a su viuda y a Javier un amigo de la familia que parece ahora ocuparse de que a ella no le falte de nada. No todo es lo que parece. No hay giros inesperados, pero dentro de la lenta trama la lectura me ha resultado cautivadora. Un libro muy bien escrito, lo cual hace que se lea también muy bien. Seguiré leyendo al autor.

Dejo algunos fragmentos de la prosa de Javier Marías (páginas 161 y 308, respectivamente):

 

 

Acabé la lectura en Nueva York donde tuve oportunidad de conversar de este y otros libros con JJ.

Deja un comentario