Publicar en la red o dejar que tu trabajo trabaje por ti: el caso de Slideshare

Slideshare es un servicio de alojamiento de presentaciones en diversos formatos (PPT, PDF, Keynote, OpenDocument) que a la vez incluye funciones de red social: permite seguir y que te sigan, marcar presentaciones como favoritas, compartirlas, comentarlas, etc. En 2102 fue adquirido por LinkedIn en 119 millones de dólares.


Se trata de un servicio que llevo utilizando 5 años (arriba se puede ver mi perfil) y que funciona perfectamente para lo que necesito: dar difusión a mis presentaciones al tiempo que me facilita insertarlas en mi propia página web. Slideshare me proporciona una serie de estadísticas que demuestran cómo trabajar en abierto en Internet te permite alcanzar una mayor visibilidad e impacto que no haciéndolo. De alguna manera, el cambio en los flujos de trabajo para estar de forma pública en la red hace, como señalo en el título, que tu trabajo trabaje por sí solo.

La diferencia entre ambas políticas (público y abierto vs cerrado) es sustancial y no merece discusión. Preparar una presentación y dar una charla en la que esta se distribuye fotocopiada o de manera informal mediante un fichero que se envía a los asistentes ofrece muy pocas oportunidades de viralidad y de reconocimiento para su autor. Hacerlo a través de una red como Slideshare o de la propia web personal únicamente (esto es más laborioso) proporciona ventajas como las siguientes:

  • Atribución inequívoca de la autoría y por tanto citas y conexiones.
  • Asignación de los derechos de autor que deseemos. En mi caso, sin dudarlo, derechos Creative Commons. Utilizar Copyright cuando buscamos visbilidad quiere decir: “¡No me compartas mmi trabajo!”.
  • Facilidad para insertar la presentación dentro de los posts de mi web a través de un código que genera automáticamente.
  • Datos, muchos datos frente a la otra opción que es cero, ninguna información. Ahora comentaré sobre ello.

Los datos se han convertido en la savia de la economía digital. De hecho muchas empresas de Internet basan en la venta de analíticas, sus modelos de negocio. Es el caso de LinkedIn y de Slideshare, que ofrece analíticas ampliadas a los usuarios premium. Sobre este tema justamente reflexionaba Enrique Dans hace unas semanas:

Las analíticas son un servicio muy interesante: su uso es susceptible de incrementar de manera notable la fidelidad de un usuario, al que simplemente entregamos un resumen razonablemente procesado de su actividad en una aplicación determinada. En el caso de Slideshare, hablamos de entregar al usuario que sube una presentación no simplemente el número de personas que han accedido a ella, sino detalles como la procedencia de esos accesos, la división entre accesos por búsqueda frente a sociales o de enlaces determinados, las páginas en las que esa presentación ha sido incluida, y otros datos que pueden proporcionar al usuario mucha más información sobre el uso de sus materiales. Que las analíticas suponen un gancho importante es algo que la empresa propietaria de Slideshare, LinkedIn, sabe desde hace ya mucho tiempo: es habitual que envíen mensajes a sus usuarios con una pequeña dosis de analíticas, del tipo “tantas personas han accedido a tu perfil, aquí tienes cinco o seis, si quieres verlos todos, hazte socio premium“, esperando incrementar así su porcentaje de conversión de usuarios gratuitos a usuarios de pago. La analítica de LinkedIn es el factor principal que lleva a muchos usuarios a convertirse en usuarios de pago cuando están en el mercado de trabajo: todo se justifica si se trata de tener más información para poder obtener un empleo. De hecho, las prestaciones de analítica en Slideshare eran ofrecidas hasta ahora a usuarios de pago, la decisión ha sido abrirlas también a los usuarios gratuitos.

Semanalmente recibo un correo con mis resultados globales y semanales. Valga el siguiente ejemplo.


No deja de sorprenderme cómo presentaciones de clase que tienen entre 3 y 5 años siguen siendo de las más visitadas. Materiales en algunos casos desactualizados y que incluso serían difícilmente localizables por mí en mi disco duro siguen teniendo una audiencia considerable. Una audiencia, como en el caso de la presentación del IASB (temas contables), que en una semana supera el número de alumnos que tenía matriculados presencialmente en 3 grupos de la asignatura.

Incluyo finalmente un ejemplo de los datos que Slideshare en su versión gratuita ofrece de cada presentación. En este caso corresponde a la presentación “Aprendizajes y culturas digitales” (marzo 2013):

 

Deja un comentario