Hasta la vista Juan Carlos Chesterton Blog

Ha fallecido el profesor Juan Carlos de Pablos Ramírez, profesor Titular del Departamento de Sociología de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociología. Conocí a Juan Carlos en el viaje a Marruecos que organizó mi compañero de facultad Salvador Hernández en mayo de 2011. El mismo viaje en el que conocí a la que ahora es mi pareja, Marianela.

Si bien no tuvimos la oportunidad de conversar durante aquellos días, tiempo después, la pasión lectora, por un lado, nos hizo reencontrarnos en septiembre en un Club de Lectura de la Universidad coordinado por José Manuel Ruiz y, por otro, la pasión comunicadora en las redes, donde a través de GrinUGR supe de su gran pasión, G.K. Chesterton, autor en el que felizmente coincidíamos. Juan Carlos había iniciado en el verano de 2013 el que quizá fuera su último gran proyecto intelectual: Chestertonblog.

Chestertonblog (http://chestertonblog.com/)

Chestertonblog (http://chestertonblog.com/)

En diciembre de 2013 organizamos en GrinUGR las Jornadas de Ciencias Sociales y Humanidades Digitales en la Universidad de Granada y conté con él para que participara y moderara una mesa redonda titulada “La docencia en un contexto de Ciencias Sociales y Humanidades Digitales”, junto con Domingo Sánchez-Mesa, Miguel Moreno, Fernando Trujillo y Antonio Rodríguez de las Heras.

Juan Carlos presenta Chesterton Blog en las Jornadas de Ciencias Sociales y Humanidades Digitales de la UGR (diciembre 2013)

Juan Carlos presenta Chesterton Blog en las Jornadas de Ciencias Sociales y Humanidades Digitales de la UGR (diciembre 2013)

Juan Carlos me respondió: “te agradezco que hayas pensado en mí para este tema, aunque no tengo mucha experiencia: empiezo a vislumbrar la cuestión, pero no tengo mucha experiencia real. Con esto del Chestertonblog estoy conociendo el mundillo y se me ocurren cosas para el curso, sobre todo para los de 5º. Y tengo unas ganas de hacer wikis que me muero…” (la negrita es mía). Me manifestaba también que estaba de baja desde antes del verano y que no acababa de recuperarse. No estaba en condiciones de impartir clases regularmente, pero intentaría acudir a este acto de forma puntual.

Semanas después me volvió a escribir para felicitarme por mi santo reiterándome su agradecimiento por la participación en las jornadas y lamentando no haber podido acudir al THATcamp posterior a las jornadas por haberse encontrado peor de salud: “y me hacia verdadera ilusión asistir“.

Juan Carlos de Pablo, en las Jornadas de Ciencias Sociales y Humanidades Digitales de la UGR (diciembre 2013), haciendo gala de la alegría chertertoniana del color rojo

Juan Carlos de Pablo, en las Jornadas de Ciencias Sociales y Humanidades Digitales de la UGR (diciembre 2013), haciendo gala de la alegría chertertoniana del color rojo

Los últimos días que compartí con él fueron hace un año. Juan Carlos participó en la GrinWeek (2ª edición), una semana sobre culturas digitales de lo abierto para aprender en el siglo XXI que celebramos del 27 al 31 de enero de 2014. A raíz de aquellos días Juan Carlos escribió este artículo en GrinUGR: “Chesterton en la #GrinWeek 2014“, cuya lectura recomiendo.

GrinWeek (2ª ed.), una semana sobre culturas digitales de lo abierto para aprender en el siglo XXI

GrinWeek (2ª ed.), una semana sobre culturas digitales de lo abierto para aprender en el siglo XXI

Juan Carlos para mí era principalmente Chesterton, su gran pasión intelectual a la que dirigió buena parte de sus esfuerzos desde el verano de 2013 en inició su baja por problemas de salud. En la primera entrada del blog, Juan Carlos justificaba el porqué del mismo:

Ha llegado el momento de lanzarse a la acción, y estos meses de relativa tranquilidad han sido el trampolín que me ha lanzado a decidirme.

Si esta entrada funciona bien, seguiré añadiendo otras entradas.

En apenas un año consiguió realizar un gran trabajo pese a las limitaciones que imponía la salud.

En este tiempo hemos publicado unos 25 ensayos de GK, muchos de ellos traducidos por primera vez al castellano, gracias a Carlos Villamayor, y siempre citando las fuentes y los traductores. Hemos revisado y corregido las traducciones de dos librosEsbozo de sensatez y Santo Tomás de Aquino -que pronto estará disponible en pdf y epub, y que puede considerarse una traducción original, una introducción enteramente nueva. Y estamos a medias con El hombre eterno, nuestro próximo proyecto amplio.
Además, hemos puesto a disposición del público interesado más de 30 estudios y prólogos sobre GK y sus obras, en nuestra intención de convertirnos en un lugar de encuentro sobre el ‘Gigante bueno de Beaconsfield’.
250 entradas y 35 páginas -con reflexiones sobre Chesterton, su obra y su mundo -que es el nuestro, según la tesis que hemos repetido tantas veces- dan peso a la labor, que no ha hecho más que comenzar. Quiero agradecer su labor de todo corazón a los autores y traductores -que construyen el blog con sus textos-, a los comentaristas -que le dan dinamismo-, a los seguidores del blog que se limitan a poner me gusta y a los que ni siquiera lo hacen, pero sé que lo visitan. Y también por qué no, al equipo de WordPress que hace posible el Chestertonblog.

Para quien conozca en algo la obra de G.K. Chesterton, hacerse una semblanza del carácter de Juan Carlos debería ser sencillo. Uno no deja de parecerse a con quien tanto fervor admira. Y su objeto de admiración era sin duda encomiable. Chesterton, afirmaba, “escribe con soltura, gracia y agudeza, y sobre todo, siempre manda la sanity, la cordura, y la alegría de vivir en todo lo que dice”.

Su concepción del ser humano a partir de la lectura de El hombre eterno explica el esfuerzo de sus últimos años de trabajo:

“Y sin embargo, no hay continuidad entre el resto del universo animal y los humanos, sino ruptura. Y por eso cada humano es un milagro. Y por ser humano es libre: cada uno puede decidir el tipo de relaciones que mantiene con los demás y con el mundo. Y las cosas por las que vale la pena luchar. Como difundir las ideas de GK.

Decía Chesterton de la familia: “El lugar donde nacen los niños y mueren los hombres, donde la libertad y el amor florecen, no es una oficina ni un comercio ni una fábrica. Ahí veo yo la importancia de la familia.”

Estas son las últimas palabras de la última entrada que escribió en el blog el 13 de noviembre de 2014 a propósito de una reflexión sobre Cristianismo y Socialismo:

Chesterton ha dado en el clavo: para transformar la sociedad hay que hacerlo de acuerdo a la forma primordial del ser del hombre, basada en la posesión de un ideal personal, y ese esfuerzo es esencialmente alegre. Ojalá supiéramos educar a nuestros jóvenes de esta manera y mantenerlo el ideal en los mayores.

He querido titular esta entrada “Hasta la vista Juan Carlos Chesterton Blog” del mismo modo en que él bautizó a su proyecto. Chesterton estaba casado con Frances Blog y como conjeturaba cualquier hijo en nuestro país habría tenido como apellidos Chesterton Blog.

“[…] los que queremos a Chesterton somos de alguna manera  hijos suyos, de los dos, puesto que Frances era una fuente de inspiración para GK. No en el sentido de musa, sino en el de formar parte del milagro de la vida cotidiana, ése que hacía a GK que se llenara de admiración y alegría a cada momento.”

Ya lo apuntaba de alguna manera Woody Allen en Desmontando a Harry, cada cual elige sus propios infierno y paraíso. A mí me gusta imaginar a de Pablos conversando con Chesterton tras tantos años de lecturas.

depablos chesterton

 

En uno de sus textos Juan Carlos cita este fragmento de Orson Welles en la película Fraude a propósito de la catedral de Chartres. Un monólogo que imagina que Chesterton habría firmado. Yo también creo que Juan Carlos también lo habría hecho.

 

 

A Juan Carlos se le quedo el tiempo corto. Había descubierto en la red un nuevo mundo para el crecimiento intelectual y así lo demostró con denuedo durante año y medio. Un profesor de los que necesitamos en nuestros tiempos, capaces de comunicar con profundidad y amenidad en los nuevos medios. Largo legado deja y mayor aún la inspiración y motivación para seguir perseverando.

Ya no podré leer a Chesterton sin hacerte un homenaje.

 

8 Comentarios

  • A. Romero15 febrero 2015 a las 17:34

    Precioso homenaje. Ese era Juan Carlos.

  • Silvia L.15 febrero 2015 a las 18:28

    Qué bonito Esteban, qué gran entrada en el blog para homenajearle.

  • Vicente García15 febrero 2015 a las 20:55

    Esteban me has emocionado. Acabo de llegar de Granada. Juancar y yo éramos amigos desde hace más de treinta años. De ese viaje a Marruecos guardo aún unas pieles que me trajo para que las usara en mis encuadernaciones. A mi me ayudó a vivir a lo largo de todos estos años. Ahora me ha enseñado como se ha de morir un cristiano.En nuestras últimas conversaciones hablabamos mucho de Chesterton, hará cosa de un mes me llamó para que ayudara a traducir El hombre eterno. Pienso que sobrevaloró mis aptitudes, no obstante lo intentaré.

  • Jose Luis16 febrero 2015 a las 10:15

    Muy bonitas tus palabras, muy sentidas. Es un gran recuerdo el que has realizado de el Esteban.

  • Maria Jose Nestares17 febrero 2015 a las 07:54

    Gracias por este testimonio-recuerdo. Yo conocía a Juan Carlos a través de Ana y de sus hijos, pero desconocía esta faceta de Juan Carlos y no había entrado en su blog. Desde luego comparto tu opinión de que nos ha enseñado cómo muere un cristiano. Y añado: toda la familia nos ha enseñado cómo despedir cristianamente a un ser querido.

  • Javier Cantón17 febrero 2015 a las 08:08

    La noticia ha sido un mazazo para aquellos que admiramos al maestro Juan Carlos. Muy triste, pero alegre porque con su vida ha dado ejemplo de la valía del ser humano. Gracias por tu sentido recuerdo, Esteban.

  • Elena Catrinescu19 febrero 2015 a las 21:01

    Gracias por este homenaje.
    Es un placer verle en estas fotos. Me acuerdo que lo visité una mañana improvisamente en su despacho, se le veía feliz y sosegado, en este rincón que había hecho suyo y que inmediatamente hacía tu casa. Era un hombre autentico, buen anfitrión y muy trabajador, era verdaderamente así. Un santo varón unido a una virtuosa mujer, con buenos hijos e hijas. Buscaba santificarse (también) mediante su trabajo, y no estoy segura que la comunidad académica le haya dado su sitio. No he conocido a un hombre mas social que Juan Carlos, que veía la debilidad de los que le rodeaban e intentaba suplirla con su disponibilidad, su compañía, una mano tendida, un recuerdo, un paseo. El era un ‘externauta’ mucho antes que ser un ‘internauta’.
    ¡Unidos en comunión, amigo Juan Carlos!

  • Giuseppe Salvatore Ricca3 septiembre 2015 a las 04:18

    Un fuerte abrazo a la familia de “mi Profesor de Sociología” que queria muchisimo!!! Giuseppe

Deja un comentario