Ideas: cómo identificar oportunidades de negocio

La identificación de oportunidades de negocio supone el comienzo de la actividad emprendedora. Al hablar sobre los diversos enfoques de emprendimiento observamos que hay distintas teorías sobre cómo ocurre este proceso, desde el enfoque causal donde la oportunidad es algo objetivo en el mercado y que por tanto hay que detectar, hasta los enfoques efectuales o de bricolaje que nos sitúan en entornos más complejos y con incertidumbre, en los que las oportunidades son una construcción social en la que los medios disponibles para llevarlos a cabo determinan buena parte del proceso.

Desde cualquiera de los enfoques posibles para generar ideas con valor hay que comprender en profundidad las necesidades de las personas. Para ello, las tendencias del mercado nos pueden orientar sobre el modo en que las empresas están satisfaciendo una demanda existente, sin embargo innovar supone muchas veces pensar más allá de la línea marcada, de la trayectoria prevista, para generar cambios, no tanto incrementales, sino de carácter disruptivo.

Una buena idea, cómo no, ha de tener en cuenta la situación del mercado, aportar valor a los usuarios, ser innovadora y ser viable. Un caso ejemplar que muestra la miopía que podemos sufrir al abordar una idea de negocio es el de la Chicago Ice Company, empresa que, centrada en el negocio del hielo como forma de refrigeración, no fue capaz de percibir que su negocio no era el del hielo, sino el del frío. No vendían un producto, sino de alguna manera un servicio, una experiencia.

¿De dónde pueden surgir las ideas?

Son muchas las formas de acceder a ideas de negocio pero a casi todas se accede a través de una actitud proactiva, curiosa, receptiva, por parte del emprendedor. Algunas formas de llegar a ellas serían:

  • Observando la vida diaria, tendencias de la sociedad y cambios del mercado. Ejemplo: chupa chups, fregona, viajes para solteros, platos precocinados.
  • Observando los intereses y preferencias de los consumidores. Ejemplo: aprendizaje de idiomas,guardería bilingüe, casa rural con cursos intensivos de inglés y francés.
  • Localizando una ausencia de producto o servicio en el mercado o una demanda insatisfecha. Ejemplo: Productos cosméticos hechos con ingredientes naturales.
  • Analizando negocios similares y sus carencias. Ejemplo: Fisioterapeuta con servicio a domicilio.
  • De los inventos y tecnologías. Ejemplo: teléfono móvil, cajero automático.
  • De las aficiones o hobbies personales. Ejemplo: tienda de deportes, manualidades, impartir cursos de artesanía, tienda on-line. Caso: La loca de los gatos.
  • En función de la formación de la que partamos. A partir de una experiencia profesional anterior. Atender a cambios en la legislación. Ejemplo: Certificados de eficiencia energética.
  • Networking: contactos con personas creativas. Ejemplo: ferias, encuentros con emprendedores.
  • Analizando nuevas tendencias sociales Ejemplo: Aplicaciones para móviles.
  • Observando lo que se hace en otras partes. Ejemplo: viajes.

Y, como no podía ser de otra manera, con mucha lectura y mucho Internet.

Existen múltiples informes que nos hablan sobre las tendencias de futuro. También hay organismos y proyectos dedicados enteramente a estas cuestiones; por ejemplo: Trend Watching o Trend Hunter.

Algunos ejemplos de estas últimas tendencias es lo que podríamos denominar la omnipresencia contextual, esto hace referencia a la capacidad de presentar un producto o servicio en aquellos contextos donde no los esperamos. Es el caso de Mini Fashion Bar, una propuesta que a modo de minibar de hotel, incluye un pequeño expositor con ropa y complementos en las habitaciones de los hoteles. En otra línea podemos apuntarnos a la inteligencia artificial y a sus múltiples aplicaciones, por ejemplo, en el mundo del motor con los coches autónomos (caso del coche de Google o de los modelos de Tesla). Los ejemplos son múltiples como se puede observar en la presentación.

Si nos centramos de forma específica en el ámbito del turismo, podemos encontrar avances de tendencias en el sector. Entre otras: la concentración empresarial y los cambios de modelo de negocio, el desarrollo de la economía colaborativa o el cambio de rol de las agencias de viaje.

No acabamos este recorrido sin alertar de algunos errores que se suelen cometer al determinar la idea de negocio. Para ello proporcionamos un par de modelos que permiten, por un lado, detectar tendencias de consumo, y por otro, evaluar de mejor forma nuestras oportunidades.

Es el momento de ir determinando a qué sector nos queremos dedicar, qué ideas nos resultan particularmente atractivas para trabajar sobre ellas.

 Fotografía: “Colors of the rainbow” por Jason Meredith con licencia CC by 2.0.

2 Comentarios

  • Accesorios para perritos5 octubre 2016 a las 22:17

    Muchas gracias por el artículo, acabo de mudarme de país y estoy en la búsqueda de encontrar una oportunidad de negocio y su post me ha ayudado mucho.

  • Esteban6 octubre 2016 a las 18:33

    Me alegra que te haya podido ser de utilidad.

Deja un comentario