El plan de empresa: el desarrollo de nuestro modelo de negocio

El Plan de Empresa es un documento que identifica, analiza y describe una idea de negocio, presenta las bases para la creación y desarrollo de la empresa o proyecto, y verifica la viabilidad comercial, técnica y de financiera, marcando los objetivos y los medios.

Este documento ha perdido importancia relativa a lo largo del tiempo como base para determinar la viabilidad de una empresa y su rentabilidad. Actualmente muchos inversores apuestan por aproximaciones más ágiles que son difícilmente compatibles con la elaboración de extensos estudios repletos de hipótesis que difícilmente se podrán verificar debido al gran dinamismo del entorno. Sin embargo, sigue siendo un instrumento esencial ya que permite desarrollar las ideas plasmadas en el modelo de negocio, dándoles una mayor consistencia. Como apunta Steve Blank en la siguiente imagen la estrategia está guiada en primer lugar por la elaboración y contraste de hipótesis en el modelo de negocio y, posteriormente, en la plasmación de las mismas en un plan de empresa que detalla algunas cuestiones que no tienen cabida en el lienzo.

Captura de pantalla del MOOC "Cómo crear una empresa, por Steve Blank, en http://aemprende.unimooc.com/unit?unit=3&lesson=4

Captura de pantalla del MOOC “Cómo crear una empresa, por Steve Blank, en http://aemprende.unimooc.com/unit?unit=3&lesson=4

 

Un buen plan de empresa ha de ser un documento completo, claro, conciso, atractivo, realista, flexible, actualizado, estructurado y coherente.

Claves que tener en cuenta

  • Es nuestra carta de presentación frente a posibles inversores. Debe ser atractivo y captar su atención.
  • El reto es conseguir transmitir nuestra visión del éxito del proyecto, esto es, que existe una oportunidad y que somos capaces de explotarla.
  • Debemos mostrar que el proyecto es sostenible en el tiempo, argumentando muy bien las ventajas competitivas y las barreras de entrada de la competencia.
  • Es más importante la calidad que la cantidad. No más de 20-25 páginas con la información esencial bien estructurada.
  • Cualquier persona al leerlo debe poder entenderlo. Ha de ser claro y no dar nada por supuesto. •La información que se utilice debe ser veraz, realista y comprobable.
  • Cuando se trate de datos del mercado, se crea confianza usando fuentes de referencia externas. Cita bien esas fuentes.
  • Los gráficos, cuadros e imágenes pueden ayudar, pero sin excedernos.
  • Es conveniente acompañar el plan de muestras del producto, la publicidad, etc.
  • Trabaja con la filosofía del prototipado.
  • Sin restar rigor y formalidad al plan, hay que intentar imprimirle personalidad y originalidad.

Errores que evitar

  • Incoherencias a lo largo del plan (por ejemplo entre lo que decimos y lo que dicen nuestros números).
  • Sobreestimar los ingresos y subestimar los costes. Sé realista.
  • Previsiones demasiado alejadas en el tiempo.
  • Olvidar los riesgos y no tener previstos planes alternativos.
  • Hay que contemplar posibles contingencias y distintos escenarios y cómo abordarlos. •No analizar en profundidad el mercado.
  • No considerar las posibles reacciones de la competencia.
  • Derroche inicial: hay que dimensionar adecuadamente. “Sueña grande. Empieza pequeño. Actúa ahora” (Robin Sharma)
  • Evitar hacerlo farragoso. La información secundaria se puede poner en anexos u omitir (siempre se podrá aportar con posterioridad).
  • Descuidar la ortografía y el estilo de redacción. Relee el plan tantas veces como haga falta. Haz que lo lea una tercera persona, gente experimentada que ofrecerte una visión crítica.

Partes del Plan de Empresa

Existen diversas propuestas sobre la estructura del plan. Esta es una de ellas:

  1. Descripción general o resumen ejecutivo.
  2. Promotores del proyecto.
  3. Idea de negocio.
  4. El producto o servicio.
  5. Análisis del mercado y estrategia (plan estratégico).
  6. Plan de producción.
  7. Plan de marketing.
  8. Plan organizativo y de recursos humanos.
  9. Plan jurídico.
  10. Plan económico-financiero.
  11. Viabilidad económico-financiera.
  12. Conclusiones.

La estrategia digital en el plan de empresa se considera de forma transversal, ya que puede afectar a diversas áreas del mismo: desde los recursos humanos hasta el plan de marketing, pasando por el modelo de negocio.

 

Son múltiples las referencias sobre estos temas. Incluyo la de Tamayo Torres, I. (dir.). Guía creativa del emprendedor socialmente responsable (pdf). Os agradezco cualquier referencia adicional en comentarios.

Fotografía de portada: “Brújula errada” por Eduardo Robles Pacheco con Licencia CC by.

Deja un comentario