Meses de intenso trabajo y de ausencia

Escribo estas líneas a modo de exorcismo contra ese demonio que es la procrastinación dejándome apartado de esta página de manera regular durante al menos 5 meses. Prácticamente desde mediados de noviembre de 2016, a pocas semanas de la celebración del tribunal para ser Profesor Titular de Universidad, dejé mi ritmo continuado de publicaciones sumando actos, viajes, reflexiones, que si bien han resultado fructíferos, no han aparecido en este espacio.

Han sido unos meses en los que, al margen de obtener la mencionada plaza, he trabajado intensamente en Medialab UGR en múltiples líneas y proyectos, algunos de los cuales van a tener su puesta de la largo en las próximas semanas. Proyectos vinculados a educación abierta, a Humanidades Digitales, al mundo de los juegos y videojuegos, al cine, a la docencia, a la innovación ciudadana. Meses en los que he tenido oportunidad de viajar a Melilla en un par de ocasiones, a Roma, a Londres, a Marruecos. Tiempo de encuentros y de crecimiento vinculado a principalmente a Medialab UGR, donde ahora se centran la mayor parte de mis esfuerzos académicos. También un tiempo para múltiples actividades formativas, con mi primer curso en IES o con diversos programas en la Cámara de Comercio de Granada.

Vuelvo a comprometerme, conmigo mismo y con los que de vez en cuando leéis estas líneas, a retomar mi comunicación en este pequeño hogar y espacio de encuentro. Aprovecharé también para ir completando algunos de los múltiples vacíos que he dejado en este camino. Soy consciente de que no solo escribo para nuestro presente sino que elaboro una memoria para el futuro, cuando todo lo que ahora nos parece urgente e indispensable sea un recuerdo y una pieza más de lo que seremos.

Fotografía propia con licencia CC by: “Humo y espuma en Melilla”.

Deja un comentario