«Economistas, tecnologías y mercado», un artículo de opinión en Granada Económica

Comparto el artículo de opinión "Economistas, tecnologías y mercado" publicado en el numero de septiembre-octubre de 2019 de Granada Económica.

Con frecuencia participo en foros económicos en los que se aborda el impacto de las tecnologías en la profesión contable, auditora y del economista en general. El relato que actualmente se ha asentado en los medios en torno a la tecnología hace que estemos alerta ante una realidad plagada de términos en 

inglés y de tecnologías que, si bien generan elevadas expectativas, aún no acaban de materializar en toda su dimensión de forma práctica.

La narrativa de este discurso nos dice que la conexión de múltiples dispositivos a Internet a través del Internet de las Cosas alimentará sistemas ricos en ingentes cantidades de datos (Big Data) que obligan a aplicar modelos de análisis de gran complejidad en los que el empleo de algoritmos con capacidad para entrenarse a sí mismos y generar soluciones, a través de la Inteligencia Artificial, resulta fundamental. La expansión de los modelos de transmisión digital de información financiera con el lenguaje XBRL mejorará también la disposición de grandes cantidades de datos de empresas. El empleo del Blockchain como forma de registro público de transacciones en modelos transparentes y verificables por terceros permitirá un ahorro de costes significativo reduciendo formas de intermediación que actualmente existen, por ejemplo, registros públicos y agentes financieros, entre otras. La automatización de procesos permitirá mejorar el desempeño de múltiples tareas repetitivas que actualmente no generan valor añadido. La computación en la nube y el empleo de aplicaciones Fintech cambiarán el modo de acceder e interactuar con la información en modelos que priman la información en tiempo real y en formatos atractivos. La ciberseguridad consiguientemente se convertirá en un factor clave para la sostenibilidad de estos sistemas tecnológicos.

Todas estas cuestiones parecen conformar una suerte de escenario complejo y lleno de riesgos al que muchos profesionales parecen no saber cómo enfrentarse. No hablamos ya de afrontar una transformación digital que lleva más de 20 años produciéndose, sino de dar un salto todavía mayor hacia estas tecnologías de alcance aún incierto. ¿Cómo afrontar este proceso?

Mi respuesta tiende ser moderadamente optimista y tranquilizadora hacia los compañeros y compañeras economistas. La introducción de estas tecnologías, tal y como ha ocurrido hasta ahora, se hará principalmente a través del mercado, el cual pondrá a disposición de los profesionales herramientas que incorporarán el aprovechamiento del Big Data, la inteligencia artificial o los sistemas XBRL. En otros casos será la Administración la que incorpore tecnologías como el Blockchain para facilitar y asegurar trámites o mantener un registro público de transacciones e información financiera. 

El mundo profesional debe estar permanentemente alerta para adoptar y aprender las nuevas posibilidades de estos instrumentos, pero centrándose no en la tecnología directamente sino en cómo generar valor añadido sobre ella en aquello que mejor sabe hacer: la toma de decisiones.

 

Deja un comentario