Ensamblando historias en la red

 

Con motivo de mi participación en la GrinWeek he trabajado en una presentación/artefacto inspirado en la idea que Chris Ware lleva a cabo en su última obra Building Stories. Como describe Gerardo Vilches en The Watcher and the Tower:

Building Stories se presenta en una caja enorme, que en un primer vistazo parece que va a contener un juego de mesa. Una vez uno abre la caja —momento mágico e irrepetible— se encuentra catorce unidades: libros, cómics grapados, panfletos, periódicos en formato tabloide, desplegables, y hasta algo que parece el tablero de ese juego de mesa que imaginamos en aquel primer vistazo. PeroBuilding Stories no es un pack, ni un conjunto de cómics: en el reverso de su caja el propio Ware lo define inequívocamente como una graphic novel. Ahí mismo también explica que, en parte, es una especie de reacción a lo digital: «algo que agarrar», escribe.

ACTUALIZACIÓN (15 de junio de 2014): Especial en El País sobre el libro: “Solos ante Chris Ware“.

Tras las intervenciones de Fernando Trujillo y de David Álvarez, deseaba contar algunas de las experiencias y exploraciones en el campo de lo digital que he realizado en los últimos tiempos. Todo ello componía un conjunto fragmentario de piezas que, sin un hilo definido que las uniera de manera única, podrían convertirse en distintos relatos en función del orden en que se presentaran. A modo de un tangram con el que formar un gran número de figuras con un limitado número de formas. En este caso, cada una de las 13 piezas aparece identificada con una imagen como se puede ver en el mosaico.

 

Cada una de ellas, impresa, se presenta a los participantes de la sesión en una carpeta. El orden con que el grupo elige la imágenes reconfigura la presentación generando una nueva experiencia.


Al menos esta ha sido mi intención.

MOOCs (Massive Online Open Courses) – Cursos online masivos y abiertos

Lecciones de los Maestros (G. Steiner)

  • Remuneración al profesor. ¿Se puede pagar por la transmisión de conocimiento? (p. 24).
  • La responsabilidad de enseñar (p. 26).
  • Reivindicación de la oralidad (p. 18): “Antes de la escritura, en la historia de la escritura y como desafío a ella, la palabra hablada era parte integrante del acto de la enseñanza. El Maestro habla al discípulo. Desde Platón a Wittgenstein, el ideal de la verdad viva es un ideal de oralidad, de alocución y respuesta cara a cara. Para muchos eminente profesores y pensadores, dar sus clases en la muda inmovilidad de un escritorio es una inevitable falsificación y traición.”
  • Los medios interactivos, Internet y la Red, como vuelta a la oralidad (p. 39).
  • Sobre tecnología y aprendizaje (p 169).

La cultura de los prototipos

 “Ya no hay tiempo para pruebas. Haz y lanza al mundo. Que el proyecto evolucione mientras viva. Que cualquiera lo mejore. Esta nueva forma de trabajar está impregnando las raíces de la economía, la política y la sociedad. En todos los rincones del mundo.

La economía industrial creía en lo absoluto. En la pieza final. Hasta llegar a ella su inventor había ido diseñando versiones. Eran los prototipos que iban añadiendo mejoras hasta dar con el producto definitivo. Nunca más se admitirían retoques. En la puerta colgaría un cartel: ‘El proyecto está cerrado’.

La economía digital cree más en lo provisional. Los productos en pruebas o en beta han dejado su estatus de segunda categoría. No hay versiones definitivas. Hay productos o servicios en constante evolución. El proceso continúa siempre abierto. El cartel, en la puerta, dice: ‘Proyecto acepta mejoras’.”

Fuente: La cultura de los prototipos

Dicotomías:

  • Provisional vs Definitivo
  • Proceso/Servicio vs Producto

La cultura del prototipo parte del software libre como paradigma, aunque también se desarrolla en el diseño industrial o con el hardware libre (un ejemplo es Arduino, que permite crear tu propia placa base – la oficina de Software Libre de la UGR ofrece cursos sobre este tema).  Pero no se aplica solo a objetos, también describe la política, el gobierno abierto y la economía entre otros ámbitos.

Los comunidades hacker (considero oportuno llamarlas así) generan documentación abierta y colaborativa poniendo en solfa las bases de la propiedad intelectual (copyright) y en la propiedad industrial (marcas y patentes).

En investigación, podemos introducir la idea de la Open Notebook Science.

“Lo único que permanece es el cambio” (proverbio chino). Himanen y Castells apuntan a que el tiempo se acelera. Los proyectos siguen en marcha mientras sean relevantes, mientras que haya alguien que quiera desarrollarlos. Si no, acaban muriendo.

Se trata de la filosofía wiki (presentar el proyecto Erasmuspedia y las dudas que genera): autoría difusa, control abierto y permanente, comunidad, mejora continuada.

–> ¿Qué pensáis de esta cultura del prototipo? ¿En qué aspectos de vuestro trabajo podéis llevarla a cabo? ¿Lo hacéis ya? ¿Qué ventajas e inconvenientes tiene desarrollar de manera continuada frente a salir con un producto “acabado”? 

–> Comentario sobre el origen de la cultura del prototipado.

–> Presentación del proyecto Erasmuspedia

Storytelling

–> ¿Conocéis otros casos? ¿Podéis compartir alguna experiencia personal? 

Ideas para una universidad como espacio abierto de aprendizaje permanente

Introduzco (I) y (II).

Actividad en grupos discutiendo (III) y (IV) presentando y discutiendo medidas que en función del desarrollo del curso piensan que pueden ser oportunas. Propuesta de otras medidas.

 

Comunidades de aprendizaje informales

Caso GrinUGR: actividades, proyectos, propuestas.

  • Comparte tus ideas y sugerencias.
  • Club de lectura.
  • LASI local: Learning Analytics.
  • Proyecto: Ciencias Sociales y Humanidades Digitales.

Los valores de la ética del hacker

Fuente: La ética del hacker y el espíritu de la era de la información, por Pekka Himanen (2001).

  • Pasión: “una búsqueda intrínsecamente interesante que le llena de energía y cuya realización le colma de gozo”.
  • Libertad: la jornada laboral no se organiza de una forma “rutinaria y optimizada de forma constante, sino como un flujo dinámico entre el trabajo creativo y las otras pasiones de la vida, con un ritmo en el que hay espacio para el juego”.
  • Valor social: los hackers “quieren realizar su pasión junto a los demás y crear algo que tenga valor para la comunidad y merecer por ello el reconocimiento de sus iguales”.
  • Accesibilidad: “permiten que los resultados de su creatividad sean utilizados, desarrollados y puestos a prueba por cualquiera, de modo que todos puedan aprender unos de otros”.
  • Actividad: “implica una completa libertad de expresión en la acción, privacidad para proteger la creación de un estilo de vida individual, y rechazo de la receptividad pasiva en favor del ejercicio activo de las propias pasiones”.
  • Preocupación responsable: hace referencia a “ocuparse de los demás como fin en sí mismo, con el deseo de eliminar de la sociedad red la mentalidad de supervivencia que, con pródiga facilidad, acostumbra a derivarse de su lógica. Esto incluye la meta de lograr que todos participen en la red y se beneficien de ella, así como ayudar de forma directa a quienes han quedado abandonados en los márgenes de la supervivencia”.
  • Creatividad: “la asombrosa superación individual y la donación al mundo de una aportación genuinamente nueva y valiosa”.

–> Enviar la referencia del libro: La ética del hacker y el espíritu de la era de la información, por Pekka Himanen (2001).

–> Lectura de “La Academia red” (p. 96)

–> ¿En qué grado nos mueven estos valores? ¿Somos hackers académicos?

El hacker académico

Aaron Swartz se suicidó el pasado 11 de enero con 26 años de edad. Se enfrentaba a una condena máxima de 4 millones de dólares en multas y más de 50 años de prisión. El cargo más importante contra él era haber descargado cinco millones de ficheros pdf de artículos de JSTOR gracias a la red del MIT y haberlos publicado en abierto (el torrent de 35GB con los papers que Aaron publicó está disponible en la red). Publicar en abierto ciencia es un delito si no eres el autor (que solo tiene derecho a publicar en abierto su manuscrito, no la versión final, salvo en revistas específicas). Ayer y hoy en Twitter se han publicado miles artículos en pdf usando el hashtag #PDFtribute (como buscar en Twitter es penoso, hay una página web con todos los “links scraped from Twitter hashtag #pdftribute“).”

Fragmento de Francis (th)E mule Science’s News.

Recopilación de artículos sobre Aaron Swartz por Stephen Downes.

–> ¿Es la ciencia un negocio? ¿Debe serlo? Si lo es, ¿dejará de serlo? ¿Por qué hay autores que no publican  sus manuscritos (antes o después de ser aceptados) en un repositorio o en su propia web? ¿Estáis de acuerdo en liberar vuestros trabajos de investigación? ¿Por qué no se hace más? ¿El copyright tiene algo que ver con la calidad?

¿Se parece la ciencia a la cultura hacker?

 Cómo gamificar Wikipedia

Mi PLE y mis proyectos de innovación docente

Herramientas 2.0: mis usos y proyectos (presentación).

Resultados de las innovaciones docentes 2.0

La lectura digital

Herramientas para la gestión de la información

–> Presentar mis experiencias en el uso de las herramientas.

Otras referencias

  • Libro: El Proyecto Facebook y la posuniversidad. Sistemas operativos sociales y entornos abiertos de aprendizaje (2009) por: Alejandro Piscitelli, Iván Adaime, Inés Binder, Amaia Arribas Urrutia, Mara Balestrini, Clara Ciuffoli, Cristóbal Cobo Romaní, Stephen Downes, Carolina Gruffat, Octavio Islas, Diego Ernesto Leal Fonseca, Guadalupe López, Heloísa Primavera, Dolors Reig, Roberto Schimkus, Gabriela Sued, Ignacio Uman, María Carolina Venesio, y los más de doscientos (no) alumnos del proyecto  (versión en pdf).
  • Libro: Aprendizaje invisible (2011) por Cristóbal Cobo y John W. Moravec (versión en pdf).
  • Artículo: “EOI Open learning: un decálogo para la transformación del aprendizaje” (2011) por Tíscar Lara y otros en ARBOR Ciencia, Pensamiento y Cultura. Vol. 187 – Extra 3 – diciembre (2011) 39-50.

No hay Comentarios

Deja un comentario